Arroz con champiñones y jamón serrano

 

Un arroz de diario, se puede preparar todo con antelación, guardado en un tupper en la nevera,  y luego cuando llegamos a casa al mediodía añadir el arroz y el caldo. Muy práctico, muy fácil y riquísimo.

 

Ingredientes: (para 2 personas)

  • arroz redondo (1 taza de café de arroz por comensal).
  • 100 gramos de jamón serrano.
  • 200 gramos de champiñones.
  • caldo de verduras (doble de caldo que de arroz).
  • tomate frito casero.
  • 1 cebolla.
  • 1 pimiento rojo (o verde, al gusto).
  • 1 vaso de vino blanco.
  • aceite de oliva.
  • sal.
  • pimienta negra recién molida.
  • cúrcuma o colorante

 

Preparación:

Pondremos aceite en una sartén y empezaremos a pochar la cebolla, que habremos picado fina. Enseguida añadiremos el pimiento, también cortado a dados pequeños. Salpimentar. Cuando tengamos la cebolla y el pimiento bien pochado, añadiremos los champiñones cortados en láminas. No dejaremos cocer demasiado los champiñones, luego ya terminan de cocinarse con el arroz.

Enseguida añadimos el vino blanco y dejamos que reduzca. Retiramos la verdura de la sartén y reservamos.

En la misma sartén donde hemos hecho la verdura, y con un chorrito de aceite, freímos el jamón que habremos picado y lo cocinamos muy poco tiempo, que apenas se haga, porque sino nos quedará muy fuerte de sabor. Añadimos la verdura que teníamos reservada y mezclamos con el arroz. Rectificamos de sal.

Calentamos el caldo de verduras (el doble de caldo que de arroz), y bien caliente, se lo añadiremos a la cazuela. En este momento añadiremos la cúrcuma, o colorante. Yo siempre suelo usar cúrcuma, es mucho más natural.

Dejaremos a fuego fuerte durante unos 7 minutos y luego bajaremos a fuego medio-bajo otros 8 minutos. Es muy importante no dar vueltas al arroz más que en los primeros minutos. Luego hay que dejarlo y en el caso de tener que añadir caldo, hacerlo pero no remover, o remover lo mínimo. También iremos rectificando de sal, aunque debéis tener en cuenta que el jamón ya es salado y el caldo también.

Una vez listo, lo dejaremos reposar ya fuera del fuego, unos 5 minutos y tapado. Los tiempos pueden variar en función de cómo os guste el arroz, pero siempre mejor un poco más crudo que pasado.

Celiacos: Receta apta. Asegurarse bien que el jamón sea libre de trazas.

Fuente: Nachoanda.wordpress.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *