Bizcocho Eva

Rico, esponjoso y con un sabor especial. La primera vez que lo probé me pareció que llevaba almendra, pero no. Es sencillo, fácil de preparar y con un resultado excelente.
¿Y por qué se llama Eva? Pues porque Eva Barber, profesora PT de mi instituto, es la que me dió la receta. Así que ya está bautizado, Bizcocho Eva.
Ingredientes:
  • 2 huevos (yo puse 2 grandes)
  • 300 gr. de azúcar
  • 150 gr. de leche
  • 150 gr. de aceite de girasol
  • piel de limón rallada
  • 200 gr. de harina
  • 1 sobre de levadura en polvo
Preparación:

Con las varillas (manuales o eléctricas) batimos los huevos con el azúcar hasta que quede una crema esponjosa y blanquecina. Añadimos la leche y seguimos batiendo. Añadimos el aceite y seguimos batiendo. Le añadimos la piel de limón rallada y por último agregamos poco a poco la harina que previamente habremos mezclado con la levadura en polvo. Si pasamos la harina por un tamizador o colador, mucho mejor porque nos quedará más esponjoso.
Vertemos la mezcla en un molde engrasado con mantequilla y horneamos a 180º durante 30-40 minutos.

Un pensamiento en “Bizcocho Eva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *