Hervido de verduras con huevo poché

Un plato de lo más simple, light y fácil, pero que nos encanta.

Cómo preparar el hervido de verduras:
Ponemos agua a hervir en una olla con sal o una pastilla de caldo de verduras. Añadimos las verduras troceadas que más nos gusten (judías verdes, zanahoria, cebolla, calabaza, espárragos trigueros, patatas, etc) y dejar hervir a fuego medio durante 40 minutos aproximadamente. Comprobar que las verduras están tiernas, sacarlas del jugo de cocción con una espumadera escurriéndolas bien y servirlas aderezadas con sal y aceite de oliva.
Si le añadimos un huevo poché tenemos un plato único bien completo.
Cómo preparar el huevo poché:

Los huevos poché se pueden comer solos, con verduras, con cremas, con unos taquitos de jamón, con tomates secos, etc. Aunque lo mejor de todo es que con este método de cocción resultan muy bajos en grasas.

En las imágenes puedes ver lo sencilla que resulta la elaboración de un huevo poché.
Primero corta un trozo de film transparente de un tamaño superior al del cuenco o taza que vayas a utilizar. Engrásalo con aceite de oliva (este paso es importante, ya que sino se te quedará el huevo pegado al plástico) y vierte a continuación el huevo, que quedará recogido gracias a encontrarse en el interior del cuenco o taza. Adereza al gusto, con una pizca de sal, pimienta, hierbas provenzales, etc.
Ve uniendo las puntas del film, retirando el aire del interior a medida que vayas

formando el saquito, dale unas vueltas y termina atando con hilo de cocina. Para cocerlos debes poner un cazo con agua a calentar, cuando empiece a hervir introduce los saquitos con los huevos y cuenta cinco minutos, retira los huevos del cazo y pásalos a un recipiente con agua fría para cortar la cocción.
Corta el hilo de cocina, retira el film transparente y sirve.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *