Pasta a la boloñesa con Quorn, sin carne

DSC00849_Fotor2

Seguro que la mayoría de los que habéis visto la foto del plato de pasta boloñesa habréis visto pasta y carne picada, pero no. Lo que parece carne picada en realidad no es carne, sino Quorn (una microproteina que se extrae de un hongo).

Quorn es la marca líder de un producto alimenticio de micoproteína que se consume bastante en Reino Unido, Irlanda y Holanda. Tanto la apariencia como el sabor que tiene es de carne, o también de pescado, y en ambos casos muy bien conseguido. Es una buena alternativa para las personas que, por diferentes motivos, no consumen carne.

La micoproteína utilizada para producir Quorn se extrae de un hongo, Fusarium venenatum, que se hace crecer en grandes tanques de fermentación en lRp_Quorn_PDa_79aa421908aboratorios.

El quorn se produce tanto como ingrediente para cocinar, como dentro de determinados platos precocinados. Se vende (mayormente en Europa, pero también en otras partes del mundo) como comida sana y como sucedáneo de carne, especialmente para personas vegetarianas, aunque utiliza clara de huevo como aglutinante, por tanto no es apto no para veganos.

La patente del Quorn caducó el 31 de diciembre de 2010, y desde esa fecha es de fabricación libre.

Esta bolsa que pone Mince (carne picada) es la que yo usé. También me pareció muy bien conseguido el producto que imita al bacon, incluso casi me gustó más que el bacon real, y las salchichas alemanas me parecieron increíblemente parecidas a las auténticas, tanto en aspecto como en sabor. Mirad si es parecido, que en casa ni se dieron cuenta, pensaron en todo momento que estaban comiendo carne picada. Además, desde hace poco, muchos de sus productos son libres de Gluten.

Ingredientes:

  • pasta al gusto (macarrones, espaghetis,…)
  • 1 paquete de Quorn Mince
  • 1 cebolla
  • salsa de tomate frito
  • orégano
  • pimienta negra recién molida
  • parmesano rallado para espolvorear (opcional)
  • otras verduras al gusto (calabacín, pimiento,…)

Preparación:

Picaremos la cebolla y la sofreiremos en una sartén grande con un poco de aceite. Salaremos. Cuando esté lista le añadiremos la “carne picada” Quorn, directamente de la bolsa, sin descongelar. Cada uno le pondrá las especias que más le gusten, igual que cuando preparamos salsa boloñesa con carne picada normal. A mi me gusta ponerle pimienta negra.

Cuando tengamos la “carne picada” hecha le añadiremos la salsa de tomate frito. Si os gusta le podéis poner un pelín de azúcar a la salsa de tomate, a mi me gusta, y de esta forma eliminamos la posible acidez del tomate.

Aparte, en una olla con agua y sal vamos hirviendo la pasta que más nos guste, y según el tiempo indicado en el paquete. Una vez tenemos la pasta hervida la añadiremos a la sartén y removeremos todo junto con la salsa de “carne picada”.

Espolvorearemos con parmesano rallado y servimos.

Nota: Además de la cebolla le podemos añadir otras verduras, de esta forma tendremos un plato más completo. En la foto podéis apreciar que también le puse calabacín. Al gusto de cada uno.

Celíacos: Quorn mince es libre de gluten. Para preparar esta receta asegurarse que la salsa de tomate sea libre de gluten, y utilizar pasta sin gluten.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *