Pizza de gorgonzola y calabaza

Una pizza diferente, con un sabor un poco dulce debido a la calabaza y a la pera, pero a la vez con el sabor fuerte del queso gorgonzola. Muy original.
Pinchando sobre el enlace podréis ver otra entrada que publique hace tiempo sobre pizza

Ingredientes:
Para la masa:

  • 500 gr. de harina
  • 1 vaso y medio de agua tibia
  • 1/2 vaso de aceite de oliva
  • sal
  • 2 cucharaditas de levadura Royal

Para el relleno:

  • 400 g. de calabaza, pelada y cortada en dados.
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 pera, sin corazón, pelada y cortada en rodajas.
  • 100 g. de queso gorgonzola (también podemos usar roquefort)
  • queso mozzarella rallado

Con estas cantidades para la masa os saldrán dos pizzas grandes (tamaño bandeja de horno) si os gusta la pasta muy fina, y una pizza grande si os gusta más gruesa. Si os sobra masa se puede congelar perfectamente.

Preparación:

Para preparar el relleno: pelar y trocear la calabaza en dados pequeños, colocarla sobre una fuente de horno y regarla con aceite. Asarla al horno (puede ser grill) a temperatura media durante unos 20 minutos, hasta que esté tierna y dorada. Reservarla.

Preparar la masa en un bol poniendo la harina y añadiendo el resto de ingredientes mientras vamos amasando, primero con una cuchara de madera y luego a mano, hasta que tengamos una masa flexible y manejable.
Pincelar una bandeja de horno con aceite y estirar la masa. Hornear unos minutos a 200º hasta que veamos que adquiere un tono tostadito. Sacar del horno.
Ponemos la pera y la calabaza sobre la masa y pincelar con un poco de aceite de cuando hemos asado la calabaza. Esparcir por encima el queso gorgonzola desmigado, el queso mozarella y cocer la pizza al horno a 200º durante unos 15 minutos o hasta que se dore.

Un pensamiento en “Pizza de gorgonzola y calabaza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *