Pudin de plátano y ensaimada

Tenía cinco plátanos muy maduros y un par de ensaimadas de hace unos días que he estado a punto de tirar a la basura. Pero he encontrado una receta de pudin de pan con plátanos y la he adaptado a mis dos ensaimadas «durillas». El resultado un pudin muy rico para tomar con un poco de chocolate derretido o una bolita de helado. Ya veis, no tiramos nada de nada.

Ingredientes:
  • 1/2 litro de leche (entera o semi)
  • 4 huevos grandes
  • 100 g. de azúcar
  • 5 plátanos que sean maduros
  • ensaimada, bizcocho, madalenas, pan,….los restos que tengáis del día anterior.
  • canela molida al gusto
Preparación:
Ponemos en el vaso de la thermomix los huevos, la leche, la canela y el azúcar y batimos unos segundos a velocidad 3. Si no tenemos thermomix, lo batimos manualmente o con varillas, que también quedará perfecto.
Ponemos caramelo líquido en el molde del pudin y encima del caramelo vamos poniendo una capa de trozos o rodajitas de plátano. Encima de los plátanos, ponemos una capa de ensaimada, volcamos la mitad de la mezcla del batido (leche, huevos, canela y azúcar). Esperamos un par de minutos hasta que la ensaimada se empape y volvemos a poner otra capa de plátano y encima otra capa de ensaimada. Al final vertemos el resto del batido.

Dejaremos reposar unos minutos hasta que la ensaimada se empape y a continuación coceremos al horno al baño maría a 180º durante 45 minutos.
Dejaremos enfriar antes de desmoldar, en caso contrario, se romperá, ya que la textura es parecida al flan.
Podemos acompañar de helado o chocolate derretido, o ambas cosas si somos muy golosos.
Nota: Como podéis apreciar en la foto, mi molde era bastante bajo pero grande y tan solo he puesto una capa de cada en vez de dos capas, como os indico en la receta.
Celíacos: Receta apta siempre y cuando los restos de bollería que utilicemos sean sin gluten.

2 comentarios en “Pudin de plátano y ensaimada

  1. Margarida

    Quina bona idea que m’has donat! A casa els agrada els plàtans molt verds, i quan maduren una mica ja no els volen, i van madurant i madurant, fins que els veig amb aquella oloreta, i aquelles pigues … i no puc més i me’ls acabo menjant amb pa per esmorzar! Aquesta idea teva em donarà més feina, però potser tots en voldran i no m’hauré de menjar jo sola tots els plàtans.
    Bon cap de setmana!

    Responder

Deja una respuesta el hombre que solo amaba los numeros

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.